miércoles, 29 de junio de 2011

Mañana es jueves.

Creo que es la primera vez que la frase que titula esta entrada no me hace ilusión. El miércoles se ha convertido en el peor día de la semana, peor que esos domingos de resaca en que levantarse de la cama parece toda una misión imposible y peor que los lunes con su vuelta a la rutina. Antes el miércoles era el día antes del día más chachi de la semana. ¿Y qué es ahora? El día antes del día que era nuestro. Y no veáis como estoy empezando a odiar el conjugar los verbos en pasado. Sé que os voy a echar de menos cada jueves que viva de aquí a dentro de mucho muchísimo tiempo. Y sabéis que mi/vuestro/nuestro -no sé qué posesivo emplear-  bar ya nunca será lo mismo ni parecido. Allí va a haber siempre un poco de todos vosotros -supongo que también algo de mí-, tenéis esa habilidad, llenáis tanto el tiempo y el espacio cuando estáis... 

Y después de tanta ñoñería, deciros que hoy he hecho un examen lamentable de Civilización Francesa, me da vergüenza hasta decirlo pero tengo las mismas posibilidades de suspender que de aprobar -o quizá más-. Y encima no me he podido echar la siesta, con lo bien que me hubiera sentado hoy, y todo por medio maldito crédito de libre que me falta para licenciarme. Por si las moscas, mañana iré al Negociado a ver si por una vez consigo que las señoricas que allí trabajan hagan por fin algo bien con mis convalidaciones. ¡Deseadme suerte!
Y ya os dejo, pequeños. ¡A cuidarse! =)


Iris


3 comentarios:

  1. Beefeater limón, sin fruta por favor ;-)

    ResponderEliminar
  2. vamoooos. Mozilla es tu amigo!! y me lo ha solucionado ya puedo comentar jejejeje

    ResponderEliminar
  3. ¡¡marchando ese Beefeater!! ;)

    ResponderEliminar